Una cirugía de cadera es el procedimiento quirúrgico mediante el cual se reemplaza la articulación de la cadera por un elemento artificial, conocido como prótesis total de cadera, que suele estar compuesto de aleaciones metálicas como cromo, cobalto y titanio, entre otros.

 

La elección a la hora de colocar un tipo de prótesis u otra responde al tipo de lesión que ha propiciado la cirugía, así como la edad y características del paciente y los criterios del cirujano.

 

Karlo Mogrovejo, Cirujano Traumatólogo del Hospital Teófilo Dávila de Machala, informó que se ha planificado realizar 20 cirugías de cadera entre los meses de mayo y julio.“Hemos planificado un promedio de dos cirugías de cadera por semana con el objetivo de atender los requerimientos de la ciudadanía. Para ello se ha realizado una planificación con el apoyo de las autoridades hospitalarias”, indicó Mogrovejo.

 

El profesional señaló que cada cirugía dura alrededor de dos a tres horas y de la cual participa un equipo de profesionales entre: cirujanos traumatólogos, fisiatra, enfermeras, anestesiólogos y auxiliares.

 

Los pacientes que son sometidos a las cirugías de cadera por lo general adolecen de enfermedades como la Artrosis de cadera primaria y artrosis secundaria ya sea por traumas y displasias del desarrollo de la cadera.

 

Entre los problemas que presentan los pacientes que necesitan de una cirugía de cadera son: incapacidad física para caminar, limitación funcional y calidad de vida deteriorada por el dolor y la dificultad para realizar actividad física.

 

Mogrovejo indicó que las cirugías de cadera se realizan gracias a la gestiones del gerente hospitalario, Holger Sarmiento, quien dio el aval para la compra de las prótesis total de cadera que se utilizan en este tipo de cirugías y tienen un alto costo en el mercado.

Las cirugías de cadera en la parte privada tienen un costo de aproximadamente 9 mil dólares, mientras que en el Ministerio de Salud Pública es gratuita.

 

María Yunga Contento, oriunda de Machala, de 67 años, quien fue operada de la cadera agradeció al personal médico del Hospital Teófilo Dávila por haberle permitido recuperar su movilidad. “Antes de la cirugía tenía dolores intensos que no me permitían dormir, no podía caminar ni siquiera pararme a tomar un vaso de agua. Hoy en menos de 24 horas de operada ya no siento ningún dolor y ya pude caminar con normalidad”, dijo María en medio de su alegría al saber que ya podrá preparar sus alimentos para su esposo y ella.

 

Según datos estadísticos de enero a abril del 2018 se han realizado 207 cirugías traumatológicas en el Hospital Teófilo Dávila.

 

Responsable: Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

Blue Flower