El Hospital Teófilo Dávila (HTD) en Machala, luego de siete meses debido a la COVID-19, reaperturó el área de emergencia, para brindar atención a otras patologías que por la emergencia sanitaria se trasladaban a diferentes hospitales de la provincia de El Oro.

 

En esta área se atiende a pacientes que son referidos desde el primer nivel de atención (centros de salud), a quienes previamente se les realiza el tamizaje de COVID-19, previa coordinación con los jefes de guardia y/o responsable del servicio. En casos graves como accidentes de tránsito y heridos con arma de fuego o arma blanca, se les aplica una prueba rápida con el objetivo de cumplir con los protocolos establecidos.

Esta área posee equipamiento de punta en lo referente a Trauma y Choque, donde se reciben 10 pacientes diarios en condición crítica que amerita un manejo y resolución inmediata.

 

Cuenta además con cuatro cubículos totalmente equipados con monitores, ventiladores mecánicos, bombas de infusión. Además, de equipos como: rayos X portátil, ecógrafo, y servicio de tomografía y laboratorio las 24 horas.

 

Existen 3 médicos especialistas en Medicina de Emergencias y Desastres y 120 profesionales de la salud, quienes, gracias a su alto nivel de formación en el manejo de la patología crítica aguda, garantizan una atención especializada a los pacientes que ingresan por esta área.

“La ultrasonografía crítica se aplica a pacientes graves, la cual se va convirtiendo en la herramienta vital para el médico especialista en áreas críticas, por las bondades de la ultrasonografía como método diagnóstico en tiempo real, la portabilidad, la inocuidad y la posibilidad de ser usada en repetidas ocasiones”, dijo Darwin Yupangui responsable del área.

 

Un promedio de 10 procedimientos de ultrasonografía crítica se realizan diariamente.

 

#ActivadosPorLaSalud

#COVID19

Blue Flower