El pasado viernes 31 de agosto un total de 70 internos rotativos de medicina que culminaron su internado dentro del Hospital General Teófilo Dávila de Machala, recibieron la imposición de mandiles y la entrega de un certificado al culminar el periodo 2017-2018.

 

El internado rotativo es un programa del área de integración docente asistencial de las instituciones del sistema de educación superior, que tiene como objetivo aplicar y profundizar los conocimientos, habilidades y destrezas, proporcionadas a las y los estudiantes en los 10 niveles anteriores de la carrera.

 

Claudia Lapo, gerente (e) del Hospital Teófilo Dávila se dirigió a los futuros médicos a quienes los invitó a seguir preparándose para mejorar sus conocimientos en la rama de la medicina. “El campo de la medicina es muy extenso, hay mucho que estudiar, hay mucho que investigar, hay mucho que aprender, por ello los invito a seguir estudiando a no quedarnos con el título de tercer nivel sino sigamos preparándonos para poder llegar a la excelencia”, dijo Lapo.

 

Es importante señalar que quienes recibieron sus mandiles y su certificado de haber concluido el internado rotativo en el Hospital General Teófilo Dávila, han aprobado sus conocimientos en: Pediatría, Cirugía, Neonatología, Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), Gineco-Obstetricia, Oftalmología, Emergencia, Traumatología, entre otras áreas.

 

El internado rotativo, lo realizaron durante un año y luego de culminar el mismo tienen que obtener su título profesional y luego hacer un año de rural.

 

Para concluir Harvey Mendieta, en representación de los 70 internos rotativos de medicina emitió un efusivo mensaje de agradecimiento al personal médico del Hospital Teófilo Dávila y a los docentes de la  Universidad Técnica de Machala, quienes les han impartido sus conocimientos para que puedan obtener su título profesional.

 

 

El evento de imposición de mandiles y entrega de certificados a los internos rotativos se realizó en el salón auditórium de la Universidad Técnica de Machala, en donde asistieron las principales autoridades del Hospital Teófilo Dávila, autoridades de la UTMACH, padres de familia e invitados especiales.

 

Responsable: Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

 

 

En el Hospital General Teófilo Dávila de Machala (HTD), la mañana del miércoles 29 de agosto de 2018, se realizó la entrega de 500 ayudas técnicas para niños y adultos con discapacidad auditiva. 250 beneficiarios presentan pérdidas auditivas moderadas, 150 leves y 100 profundas.

 

Claudia Lapo Calderón, gerente (e) del HTD resaltó la importancia de los servicios de salud y el aporte que se brinda a los sectores vulnerables. “Con la entrega de audífonos para las personas con discapacidad auditiva, permitirá a los beneficiarios tener una mejor calidad de vida, ya que podrán comunicarse con facilidad. Los niños podrán estudiar y los jóvenes lograrán conseguir un trabajo, los beneficios son muchos e incluso para sus familias”, acotó.

 

Estefanía Flores, responsable del área de Medicina Física y Rehabilitación del HTD, indicó que periódicamente se entrega las ayudas, gracias al aporte del gobierno nacional y el Ministerio de Salud Pública (MSP).

 

Para beneficiarse de las ayudas técnicas, deben acudir a los centros de salud más cercanos para una valoración y de ser necesario serán referidos al área de Audiología del Hospital Teófilo Dávila, donde se realizará un examen para determinar qué tipo de prótesis auditiva se requiere.

 

Sonia Cely, agradeció por la entrega de los audífonos que han mejorado su vida. “Estoy agradecida por este beneficio que me permite llevar una vida con normalidad”, expresó.

 

El Ministerio de Salud Pública y la Coordinación Zonal 7-Salud, a través del Hospital Teófilo Dávila realizó una inversión de 86.240 dólares, en la adquisición de 500 ayudas técnicas (audífonos), para las personas con discapacidad auditiva.

 

 

Responsable: Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

 

Edison Ruiz López de 32 años, constructor de profesión, oriundo del cantón Santa Rosa, provincia de El Oro, dijo que vivió ocho años de sufrimiento con dolores intensos en sus piernas que le impedía caminar con normalidad.

 

“Por varios años utilice muletas para movilizarme, pero no me impidió seguir adelante trabajando para sustentar a mi madre y mi familia”, narró Ruiz.

 

Él agradece al personal médico de traumatología del Hospital Teófilo Dávila, donde se le realizó una cirugía total de cadera y asegura estar muy bien, ya no siente dolor y apoyado de un andador ha podido caminar con normalidad.

 

“Mi vida fue un martirio, pero luego de la cirugía me siento feliz”, comentó Ruiz quien no logró contener su alegría al sentir alivio después de ocho años.

 

Karlo Mogrovejo, cirujano traumatólogo del Hospital Teófilo Dávila, señaló que el paciente tenía el diagnóstico de coxartrosis bilateral de cadera secundaria a displasia de las dos caderas, que es el desgaste o degeneración del cartílago que recubre la articulación.

 

Ante ello se le realizó una artroplastia total de cadera al paciente con éxito. “Hace dos meses fue la primera operación de la cadera derecha y su recuperación fue inmediata, ahora le operamos la cadera izquierda, con lo que mejorará su calidad de vida porque ya no tendrá dolor, expresó el traumatólogo.

 

El cirujano señaló que en dos meses Edison Ruiz podrá realizar su vida con normalidad.

 

Durante el 2018 se han realizado un total de 12 cirugías de cadera en el Hospital Teófilo Dávila de Machala.

 

Responsable: Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

Blue Flower