En un acto sencillo y guardando las debidas normas de bioseguridad las autoridades del Hospital Teófilo Dávila de Machala, rindieron un emotivo homenaje a los funcionarios que luego de más de 30 años de servicio se acogen a la jubilación.

 

Rosita Rivera, licenciada en enfermería con mucha nostalgia narró que le da mucha tristeza dejar la institución, donde laboró por 34 años y ha sido su segundo hogar. “Llevo muchas anécdotas y un bagaje de conocimiento porque aquí me formé, aquí crecí como profesional y pudesacar a mi familia adelante. Gracias Hospital Teófilo Dávila”, dijo Rivera mientras una lágrimacorría por sus mejillas.

 

Ricardo Márquez Guerrero, gerente hospitalario, resaltó la labor de los profesionales de la salud quienes hoy se jubilan y han sido un aporte importante para el buen prestigio de la primera casa de salud de la provincia de El Oro.

 

“Quiero resaltar que gracias a su esfuerzo y su entrega hoy esta casa de salud goza de un gran prestigio, el cual se lo ha ganado por sus acciones positivas en beneficio de los pacientes que acuden a esta institución”, resaltó Márquez.

 

 

Como un reconocimiento a los años de servicio al Hospital Teófilo Dávila, los jubilados recibieron un acuerdo a nombre de la institución en donde se resalta el reconocimiento al trabajo realizado por más de 30 años en la institución de salud más grande de la provincia de El Oro.

 

 

Responsable:

Lcdo. Andrés Quevedo

Analista de Comunicación del Hospital Teófilo Dávila 

 

 

Desde este viernes 11 de septiembre el servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Teófilo Dávila de Machala, reapertura la atención de manera presencial para los pacientes que necesitan terapias de rehabilitación, respiratorias, de lenguaje, fisiatría, estimulación temprana, entre otros servicios.

 

 

Laura Correa, fisiatra del Hospital Teófilo Dávila, señaló que se ha realizado un trabajo en equipo con las autoridades para poder habilitar los servicios de medicina física y rehabilitación.

 

“Previo a la reapertura de estos servicios hemos tomando en cuenta todas las normas de bioseguridad, para garantizar la salud de nuestros usuarios. Junto con gestión de riesgos se elaboró un plan de contingencia,  para proteger a nuestros pacientes y a nuestros profesionales”, dijo Correa.

 

Quienes necesitan de un tratamiento de los servicios de Medicina Física y Rehabilitación deberán traer su referencia de los centros de salud o si han estado recibiendo asistencia médica por teleterapia, ellos deberán gestionar su cupo en el área de estadística para que les agenden una cita.

 

 

Un promedio de 8 pacientes diarios serán atendidos en fisiatría, terapia de estimulación temprana, terapia de lenguaje, terapia ocupacional, terapia respiratoria, entre otras.

 

Margot Guerrero, terapista de lenguaje, manifestó estar muy contenta, ya que se va a reencontrar con sus pacientes físicamente, debido a que durante los momentos más duros de la pandemia no dejamos de dar la atención, la cual se brindó a través de la teleterapia.

 

“Para mí es muy satisfactorio volver a las terapias presencialmente, ya que mi niño tiene discapacidad y necesita de las terapias de lenguaje. Aunque estuvimos haciendo teleterapia, pero no es lo mismo sobre todo con un niño con discapacidad. Los progresos del niño han sido muy buenos con las terapias”, dijo Yudy Prieto, madre de un niño de 5 años que recibe terapias de lenguaje.

 

Responsable:

Lcdo. Andrés Quevedo

Analista de Comunicación del Hospital Teófilo Dávila 

 

 

 

Desde el 31 de agosto ingresaron al Hospital Teófilo Dávila de Machala, 70 internos de medicina de las Universidades: Técnica de Machala (UTMACH), Técnica Particular de Loja y Universidad Católica de Cuenca, quienes realizarán su internado rotativo de un año en esta casa de salud.

 

El internado rotativo es un programa del área de integración docente asistencial de las instituciones del sistema de educación superior, que tiene como objetivo aplicar y profundizar los conocimientos, habilidades y destrezas, proporcionadas a las y los estudiantes en los 10 niveles anteriores de la carrera.

 

Los 70 internos recibieron la respectiva inducción en los siguientes temas: generalidades del internado, código de ética, reglamento interno del Hospital General Teófilo Dávila, manejo de historia clínica, reglamento y elaboración de recetas, Redacca (registro automatizado diario de consultas), llenado de formularios, correo zimbra, sistema operativo Linux y ofimática, laboratorio clínico, toma y transporte de muestra, transfusión sanguínea y hemocomponentes, donante voluntario, salud comunitaria y aislamiento hospitalario.

 

Ricardo Márquez, gerente hospitalario, manifestó que los internos de medicina llegan para fortalecer el trabajo en las áreas no covid-19, que se atiende en los hospitales básicos de la provincia de El Oro y del Hospital Teófilo Dávila.

 

“La inducción es muy importante para los internos de medicina y de enfermería, lo cual les permitirá ambientarse y puedan realizar sus actividades preprofesionales en esta casa de salud”, dijo Márquez.

 

Los internos rotaran por las siguientes áreas: Pediatría, Cirugía, Neonatología, Gineco-Obstetricia, Oftalmología, Traumatología, entre otras.

 

La población a beneficiarse del servicio que brindarán los internos de medicina es un promedio de 50 mil personas al año.

 

 

 

Responsable:

Lcdo. Andrés Quevedo

Analista de Comunicación del Hospital Teófilo Dávila 

 

Blue Flower