En virtud de que el jueves 21 de marzo se conmemoró el Día Mundial del Síndrome de Down, personal del Hospital Teófilo Dávila de Machala realizó un conversatorio denominado: “Vivencias y recomendaciones para los familiares de niños con Síndrome de Down” donde las madres de familia y profesionales como: psicólogos, ginecólogos, pediatras, fisiatras y cardiólogos, relataron sus experiencias con los niños.

 

Estefanía Flores, responsable del departamento de  Departamento de Medicina Física y Rehabilación del HTD, manifestó que el Día Mundial del Síndrome de Down se recuerda con la finalidad de promover conciencia sobre las condiciones asociadas como cardiopatías, problemas de lenguaje, discapacidad intelectual, entre otras, que deben considerar los padres de familia.

 

Los organizadores vistieron calcetines de diferentes colores para demostrar que las pequeñas diferencias no hacen distintas a las personas. “Son diferentes pero iguales”, dijo la profesional.

 

Mientras que Javier Orellana Cedeño, director Asistencial del Hospital, expresó que esta casa de salud brinda un tratamiento integral a las personas con Síndrome Down, porque les brindan terapias de estimulación temprana y valoraciones médicas continúas.

 

María Mercedes Ramón, quien tiene un niño de 1 año seis meses con Síndrome de Down, agradeció al Hospital Teófilo Dávila por el trabajo que realizan a fin de que puedan ser  independientes para realizar sus actividades y superar obstáculos.

 

Un aproximado de 15 niños con Síndrome de Down, reciben tratamiento integral en el departamento de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Teófilo Dávila.

 

El evento se desarrolló en el Salón del Sindicato de Obreros del Hospital Teófilo Dávila, a las 11:00

 

 

Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

 

Esta mañana en las instalaciones del Hospital Teófilo Dávila de Machala se realizó casa abierta para conmemorar el Día Mundial del Riñón, donde se dictaron charlas educativas a los pacientes y familiares de la sala de Diálisis de esta casa de salud.

 

Patricio Gonza, nefrólogo del Hospital, indicó que el objetivo de la casa abierta fue el de concienciar a los usuarios sobre las enfermedades renales, ya que alrededor del mundo existen 850 millones de personas que sufren de la enfermedad renal.

 

Durante el evento se dictaron charlas a los pacientes con insuficiencia renal, familiares y ciudadanía en general. Entre las recomendaciones que se brindó a los asistentes a este evento fue: llevar una alimentación saludable, no abusar de las comidas saladas y condimentadas, no comer mucha carne roja y realizar ejercicio para prevenir los problemas renales.

 

Según datos estadísticos proporcionados por el profesional de la salud en la provincia de El Oro existen 1.500 personas que se realizan diálisis peritoneal y hemodiálisis, debido a que sufren de insuficiencia renal.

 

“En el Hospital Teófilo Dávila alrededor de 100 personas se realizan hemodiálisis tres veces a la semana, en las 15 máquinas que tiene la institución. El servicio es gratuito, los pacientes reciben valoración médica permanente y terapias psicológicas”, dijo Gonza.

 

La enfermedad renal crónica es la pérdida progresiva de la función renal en meses o en años. La insuficiencia renal es una consecuencia o un daño de una enfermedad antigua de base como la diabetes, la hipertensión, la falta un riñón, quistes renales, tumores, enfermedad de próstata, entre otras.

 

Cuando la insuficiencia renal está en etapa más avanzada, la persona puede necesitar diálisis y hasta un trasplante de riñón.

 

Para detectar problemas con los riñones se debe hacer un examen de urea y creatinina, con esto se detecta si existe algún problema de insuficiencia renal.

 

Durante la casa abierta también se realizó la toma de presión arterial, se proyectó un video en el cual se emitió las acciones a realizarse para detectar un problema renal. También se exhibió las máquinas de diálisis peritoneal y hemodiálisis.

 

Guillermo Zumba, paciente con insuficiencia renal crónica agradeció por la atención que recibe, en el área de Diálisis del Hospital Teófilo Dávila, cada tres días lo cual le permite seguir adelante.

 

Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

 

En la cama N° 6 de la sala de cirugía del Hospital Teófilo Dávila de Machala se encuentra Carlos Marín, de 32 años de edad, quien con una sonrisa en su rostro, dice  estar agradecido por la atención oportuna que recibió en esta casa de salud, caso contrario habría perdido su brazo.

 

El 4 de marzo fue herido con un arma blanca (machete), lo que le produjo una herida muy profunda en su brazo izquierdo. Jorge Huaca, cirujano general del HTD, dijo que el paciente presentó un trauma de brazo izquierdo, más sección de los vasos arteriales y venosos, con afectación al nervio mediano.

 

El profesional aseguró que el trabajo realizado con el equipo multidisciplinario compuesto por Neurocirujano, Jimmy Tocto; Cirujano vascular, Antonio Ricardo; Cirujano General Jorge Huaca Orbe; Anestesióloga, Fanny Cando y  la médica residente Jennifer Hidalgo, permitió que la operación sea exitosa.

 

“El paciente podía perder el brazo por lo grave de las heridas, por lo cual se le realizó una rafia de arteria en el humeral izquierdo, mas ligadura de vasos sanguíneos y reconstrucción de tejidos blandos”, dijo Huaca.

 

La cirugía duró alrededor de 4 horas y Carlos podrá recuperar la movilidad de la mano siguiendo las indicaciones de los médicos. “Los cirujanos de esta casa de salud me salvaron el brazo y en los pocos días de la cirugía ya puedo mover los dedos y la mano. Sinceramente hicieron un excelente trabajo y me han atendido de maravilla”, expresó el usuario.

 

 

Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

Blue Flower