En el año 2010 la OMS ha declarado el 17 de noviembre como fecha para homenajear a los niños nacidos antes de haberse completado las 37 semanas de gestación, por ello el Hospital Teófilo Dávila de Machala, este 23 de noviembre, realizó diversas actividades con el objetivo de concienciar a las madres sobre la importancia de realizarse los controles prenatales.

 

Entre las actividades realizadas están charlas médicas, entrega de material informativo y eventos lúdicos con la finalidad que las madres de familia sepan que acciones realizar y cómo alimentar a un bebé prematuro.

 

Darío Mora Bazantes, Gerente de Hospital Teófilo Dávila de Machala señaló que la Sala de Neonatología brinda un gran servicio para salvar la vida de los bebes prematuros, para lo cual cuenta con espacio para 16 neonatos, 6 en cuidados intermedios, 4 en cuidados intensivos, 3 en cuidados básicos y 3 en aislamiento.

 

“Este hospital tiene con un gran equipo de profesionales que todos los días salvan la vida de estos niños. Además, el servicio de Neonatología les ofrece el siguiente servicio: programa de tamizaje metabólico, tamizaje audiológico, test de Denver y control oftalmológico para descartar retinopatía del prematuro”, dijo Mora Bazantes.

 

Pedro Galeano, médico responsable del área de Neonatología del HTD indicó los cuidados que debe tener un bebé nacido vivo antes de que se hayan cumplido 37 semanas de gestación.

 

“Una de las principales recomendaciones es que las embarazadas se hagan los controles prenatales periódicamente, no consumir licor ni drogas, cuidarse de las infecciones y mantener una alimentación adecuada”, dijo Galeano.

 

Alrededor de 60 personas asistieron a la charla incluidas madres que tienen niños en el área de Neonatología, los temas que se impartieron son: Mamá canguro, lactancia materna, controles periódicos, terapias psicológicas, manejo y trato por parte de las madres, desarrollo psicomotriz, entre otros.

 

En la actualidad los niños que nacen prematuros tienen más probabilidades de vida, debido a la tecnología con la que cuenta el Hospital Teófilo Dávila.

 

Los niños que nacen en centro obstétrico y son prematuros pasan a Neonatología, donde se le dan todos los cuidados para que pueda sobrevivir y luego el menor es atendido por consulta externa para ir evaluando su desarrollo psicomotriz durante dos años.

 

Según datos estadísticos de enero a agosto de 2018 en el área de Ginecología y Obstetricia de Hospital Teófilo Dávila nacieron 1.921 bebes.

 

Responsable: Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

 

Con charla, exposición de casos y entrega de material informativo se conmemoró el Día Mundial de Lucha contra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica(EPOC), en Hospital Teófilo Dávila de Machala.

 

La actividad fue dirigida a los pacientes y familiares que padecen de esta enfermedad y a la ciudadanía en general. Danilo Pontón, Neumólogo del Hospital Teófilo Dávila, fue el encargado de dictar la charla donde señaló que la EPOC es una enfermedad pulmonar grave que, con el tiempo, hace que resulte difícil respirar.

 

La mejor prueba para el diagnóstico de la EPOC es la espirometría basal forzada, una prueba muy sencilla que consiste en soplar en un espirómetro con toda la fuerza posible. “Si la EPOC es grave, la falta de aire y otros síntomas pueden interferir, incluso con las actividades más básicas, tales como hacer tareas domésticas livianas, caminar, e incluso bañarse y vestirse”, dijo Pontón.

 

El galeno dio a conocer que los síntomas de la EPOC son: Toser constantemente lo que se conoce también como "tos del fumador", falta de aire al hacer actividades que solía poder hacer, producción excesiva de esputo (catarro), sentir que no puede respirar, no poder inspirar profundamente y silbidos.

 

Pontón manifestó que existen dos tipos de la EPOC la cual puede ser leve, moderada o grave según el grado de obstrucción y se presenta como: bronquitis crónica: inflamación de las vías aéreas con tos y expectoración de moco. Enfisema: destrucción de los alvéolos, lo que ocasiona un atrapamiento del aire en el pulmón. Ambas formas se encuentran en mayor o menor grado en todos los pacientes con EPOC.

 

Esta enfermedad no tiene cura, pero hay muchas medidas que se pueden tomar para aliviar los síntomas e impedir que la enfermedad empeore. Por ejemplo: Dejar de fumar, evitar la inhalación de gases tóxicos, prevenir las infecciones respiratorias más frecuentes con la vacunación adecuada, tratamiento farmacológico, basado en medicamentos como inhaladores de broncodilatadores, antibióticos, esteroides o antiinflamatorios, u oxigenoterapia, entre otros.

 

Valeria Choco, responsable de Salud Mental de Hospital Teófilo Dávila, emitió una charla sobre como dejar fumar, debido a que de la EPOC se presenta en muchos de los casos en las personas que consumen tabaco.

 

Choco invitó a quienes sufren de adicción al cigarrillo a buscar ayuda con los psicólogos clínicos tanto de los centros de salud como de los hospitales de la provincia, donde les brindaran un tratamiento para dejar el cigarrillo que es la principal causa por lo cual se presenta esta enfermedad.

 

Según datos estadísticos del Hospital Teófilo Dávila un total de 197 pacientes diagnosticados con EPOC reciben tratamiento, el que consiste en consulta, controles y medicación.

 

 

 

Responsable: Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

 

 

Club de Diabéticos de Hospital Teófilo Dávila de Machala conmemoraron el Día Mundial de la Diabetes en un ambiente lleno de algarabía, en donde hubo dinámicas, concursos, charlas y eventos artísticos.

 

Xavier Orellana, Director Asistencial del HTD, destacó la importancia de estas actividades para incentivar al paciente, el cual por su enfermedad se deprime por ello es importante las actividades lúdicas, charlas médicas y educativas.

 

Los factores protectores que disminuyen el riesgo de padecer diabetes mellitus son: mantener una alimentación saludable, practicar ejercicio físico de forma habitual y mantener un peso corporal adecuado para la talla.

 

Actividad física: es uno de los factores protectores que evita el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles (ENT), entre ellas la diabetes mellitus. Por tanto, se insta a seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de realizar al menos 150 minutos de actividad física moderada semanal. 

 

Alimentación Saludable: este hábito, junto con la actividad física permiten que la población en general mantengan un peso saludable y prevenir la diabetes mellitus y otras ENT.  El consumo de verduras y frutas, junto con la disminución de consumo de alimentos procesados, altos en azucares, sal, exceso de grasas saturadas reducen el riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2 y otras ENT.

 

Índice de masa corporal: .Es importante recordar que el sobrepeso y obesidad son un factor de riesgo importante para el desarrollo de diabetes mellitus tipo 2 se puede prevenir o retrasar la aparición de esta patología si mantiene su índice de masa corporal (IMC) adecuado para su estatura y su edad lo ideal es mantener un IMC entre  18,5 y 24,9 kg/m².

 

Durante el acto se realizaron sendos reconocimientos a los integrantes del Club de Diabéticos como: Cristina Balladares, Trabajadora Social; Víctor Lanchi, Médico Clínico;  Robinson Yungaicela, Diabetólogo;  Josué Holguín, Psicólogo Clínico, entre otros.

 

Muy aplaudida fue la participación del grupo de baile del Club de Diabéticos, quienes realizaron tres presentaciones de baile artístico.

El acto contó con el apoyo de los estudiantes de la Escuela de Medicina de la Universidad Técnica de Machala (UTMACH)

 

 

Responsable: Lcdo. Andrés Quevedo

Gestión de Comunicación Hospital Teófilo Dávila

Blue Flower