El Hospital Teófilo Dávila de la ciudad de Machala desde octubre de 2020 a junio de 2021, realiza la intervención de 115 cirugías de traumatología (54 de cadera y 70 de rodillas).

Una cirugía de cadera es el procedimiento quirúrgico mediante el cual se reemplaza la articulación de la cadera por un elemento artificial conocido como prótesis total de cadera, que suele estar compuesto de aleaciones metálicas como cromo, cobalto y titanio, entre otros.

Pedro Ramírez, de 47 años, oriundo de Santa Rosa, agradeció por la cirugía de cadera, que le ha permitido recuperar la movilidad luego de 15 años.

“Cuando ingresé al hospital tenía dolores fuertes, no podía sentarme, luego de la cirugía me siento muy bien, el dolor ha desaparecido. Agradezco al Ministerio de Salud Pública por devolverme la movilidad de mi cuerpo”, dijo el beneficiario.

Karlo Mogrovejo, cirujano especialista en traumatología y ortopedia y cirujano de cadera y pelvis, indicó que el paciente presentaba una artrosis de cadera derecha, por lo cual se le realizó un reemplazo articular de cadera.

“El paciente ha evolucionado muy bien, caminó en menos de 24 horas y se encuentra en perfecto estado”, indicó Mogrovejo.

Una cirugía de traumatología dura de hora y media a dos horas, en la cual participan cirujanos traumatólogos, fisiatra, enfermeras, anestesiólogos y auxiliares.   Hasta la actualidad ya se han operado a 20 pacientes.

El Ministerio de Salud Pública invierte en cada prótesis alrededor de 4 mil dólares, la inversión total sería de 460 mil dólares.

 

 

#ActivadosPorLaSaluD

#COVID19

 

 

 

El Hospital Teófilo Dávila (HTD) en Machala, luego de siete meses debido a la COVID-19, reaperturó el área de emergencia, para brindar atención a otras patologías que por la emergencia sanitaria se trasladaban a diferentes hospitales de la provincia de El Oro.

 

En esta área se atiende a pacientes que son referidos desde el primer nivel de atención (centros de salud), a quienes previamente se les realiza el tamizaje de COVID-19, previa coordinación con los jefes de guardia y/o responsable del servicio. En casos graves como accidentes de tránsito y heridos con arma de fuego o arma blanca, se les aplica una prueba rápida con el objetivo de cumplir con los protocolos establecidos.

Esta área posee equipamiento de punta en lo referente a Trauma y Choque, donde se reciben 10 pacientes diarios en condición crítica que amerita un manejo y resolución inmediata.

 

Cuenta además con cuatro cubículos totalmente equipados con monitores, ventiladores mecánicos, bombas de infusión. Además, de equipos como: rayos X portátil, ecógrafo, y servicio de tomografía y laboratorio las 24 horas.

 

Existen 3 médicos especialistas en Medicina de Emergencias y Desastres y 120 profesionales de la salud, quienes, gracias a su alto nivel de formación en el manejo de la patología crítica aguda, garantizan una atención especializada a los pacientes que ingresan por esta área.

“La ultrasonografía crítica se aplica a pacientes graves, la cual se va convirtiendo en la herramienta vital para el médico especialista en áreas críticas, por las bondades de la ultrasonografía como método diagnóstico en tiempo real, la portabilidad, la inocuidad y la posibilidad de ser usada en repetidas ocasiones”, dijo Darwin Yupangui responsable del área.

 

Un promedio de 10 procedimientos de ultrasonografía crítica se realizan diariamente.

 

#ActivadosPorLaSalud

#COVID19

 

 

El Hospital Teófilo Dávila de Machala (HTD), en la provincia de El Oro, durante los estos ocho meses de emergencia sanitaria, registra 418 altas hospitalarias de pacientes COVID-19, de ellos  62 pacientes permanecieron en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

 

Doris Córdova de 50 años de edad, del cantón Santa Rosa, fue derivada desde el Hospital Básico Santa Teresita al HTD, donde recibió atención y permaneció 22 días hospitalizada, durante su estadía se le realizaron las pruebas necesarias para diagnosticar su estado de salud.

 

“La atención fue muy buena por parte de los médicos y el personal de enfermería, quienes incidieron en mi recuperación”, dijo Doris.

 

Jhon León, responsable de UCI, comentó que el trabajo fue muy agotador y en algunos momentos desoladores “pero hemos dado todo nuestro esfuerzo por servir a quienes lo necesiten, salvamos muchas vidas frente a un virus desconocido a nivel mundial. Sin embargo logramos salir adelante gracias al trabajo de todos”, dijo León.

 

Esmeralda Granda, de 54 años, de la ciudad de Machala permaneció 15 días internada en UCI con ventilación mecánica no invasiva lo que le permitió recuperarse de la COVID-19. “El personal médico y de enfermería me brindaron una excelente atención; estoy  muy agradecida por la dedicación que pusieron para poder recuperarme y regresar a mi hogar con mi familia”, indicó Granda.

 

Las dos pacientes regresaron a sus hogares y asisten a las consultas de seguimiento con el neumólogo, Peter Paladines, para descartar alguna novedad en su etapa de recuperación.

 

“Estamos realizando un chequeo médico para verificar secuelas que pueden quedar, entre ellas: dolor torácico, tos seca y la sensación de la falta de aire o disnea, que pueden presentarse de forma grave, moderada o leve, pero estas pacientes luego de su valoración están en los rangos normales”, dijo Paladines.

 

Al momento el Hospital Teófilo Dávila sigue atendiendo a pacientes COVID-19 y tiene un promedio de ingreso de 50 pacientes por mes, en relación al inicio de la pandemia que se registró hasta 200 pacientes mensuales.

 

#ActivadosPorLaSalud

#COVID19

 

 

Blue Flower