Edison Romero Bermúdez, de 27 años, de nacionalidad venezolana, quien labora como guardia de una camaronera, agradeció a los profesionales del Hospital
Teófilo Dávila de Machala, provincia de El Oro, por salvarle el brazo izquierdo tras haber recibido un impacto de bala. 


Sabina Tipantaxi, cirujana vascular del Hospital Teófilo Dávila, dijo que la cirugía
fue de alto riesgo y duró entre siete horas, logrando recuperar la movilidad del brazo de Edison.

 

“El paciente tuvo un trauma severo y complejo lo que hizo necesario que tengamos que sacar un segmento de la vena de su pierna para colocarle en el brazo y poder salvar su extremidad, ya que estaba en peligro de perderla e incluso de perder su vida”, indicó la profesional. 


El equipo multidisciplinario del Hospital Teófilo Dávila le realizó al paciente un bypass arterial humero humeral, con vena safena invertida y bypass venoso baquio braquial con vena basílica in situ.

El paciente se recuperó satisfactoriamente y este miércoles le dieron el alta médica. “Sufrí un accidente y gracias a Dios y a esta casa de salud donde me encontré con los mejores médicos, ya que me atendieron y me han dado una segunda oportunidad de vida. Desde que ingresé a esta casa de salud es la mejor atención que me han podido ofrecer. Estoy emocionado al poder recuperar mi brazo”, dijo Edison Romero.

 

 

 #LasVacunasFuncionan

#NosCuidamosTodos

 

Hasta el 31 de mayo, el Hospital Teófilo Dávila completó 721 pacientes COVID-19 con el alta hospitalaria, que permanecieron varios días bajo el cuidado de los profesionales de esta casa de salud. Además, 22 pacientes que estuvieron en estado crítico, entre 8 y 15 días en la Unidad de Cuidado Intensivos (UCI), fueron dados de alta.

 

Richard Molina Noboa, gerente del Hospital Teófilo Dávila, agradeció el trabajo esforzado del personal de salud para atender a los pacientes COVID19, durante un año y dos meses de la pandemia.

 

“110 profesionales de la salud entre médicos, especialistas, enfermeras, enfermeros, auxiliares de enfermería, auxiliares de laboratorio, anestesiólogos, camilleros, entre otros son fundamentales en la recuperación de los pacientes que ingresan en estado grave al área Covid-19. Gracias a ellos hemos podido salvar la vida de más de 700 pacientes”, dijo Molina.

 

Al momento el Hospital Teófilo Dávila cuenta con 55 camas para brindar atención a pacientes COVID-19, de las cuales 40 están ocupadas en las áreas de hospitalización y Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

 

 

De enero a mayo de 2021 se han atendido 10.729 pacientes en el triaje Covid-19, de los cuales 2263 necesitaron ser hospitalizados, mientras otros recibieron tratamiento ambulatorio (se los envía a casa con medicación).

 

Las autoridades hospitalarias solicitaron a la ciudadanía seguir con las medidas de bioseguridad, respetar el distanciamiento social y sobre todo la corresponsabilidad ciudadana para bajar los contagios de Covid-19.

 

 

#LasVacunasFuncionan

#NosCuidamosTodos

Blue Flower